Enzima Alfa-Amilasa Fúngica a la venta (Número CAS: 9001-19-8)

Alfa-Amilasa fúngica FAM100

¿Quieres comprar la enzima Alfa-Amilasa fúngica a granel? Enzymes.bio es un proveedor mayorista de enzimas a precios competitivos. Como fabricante, ofrecemos una variedad de productos de enzimas

Alfa-Amilasa fúngica Descripción

Alfa-amilasa fúngica (Fungal α-Amylase) (Número CAS: 9001-19-8) FAM100, que se fabrica con la mejor cepa de Aspergillus oryzae mediante la técnica de fermentación y extracción sumergida. Es la endo-amilasa, que puede hidrolizar rápidamente la amilosa y la amilopectina en solución acuosa α-1, enlace glucosídico 4, generando altos niveles de maltosa y una pequeña cantidad de maltotriosa, glucosa y otros oligosacáridos. Es una enzima ampliamente utilizada en la industria panificadora .

Características del polvo de la enzima alfa-amilasa fúngica

ArtículosFungal α-Amilasa
(Fungal Alfa Amilasa)
Apariencia físicaPolvo blanco a gris
Código CE3.2.1.1
pH4.5-7.0
Furia de temperatura30-60℃

Función de la enzima alfa amilasa fúngica

  • Acelerar la fermentación de la masa, acortar el tiempo de fermentación;
  • mejorar y suavizar la estructura interna del pan o del bollo al vapor;
  • Mejorar el volumen del pan o del bollo al vapor, estabilizar la superficie y mejorar el color de la corteza;
  • Estandarización de la harina en términos de actividad diastásica.

Rango de aplicación

Adecuado para la molienda de la harina y el mejorador de la harina de pan.

Uso recomendado

  • 5ppm~20ppm (0.5-2g/100kg de harina)
  • La dosis óptima se confirma por la naturaleza de la harina y el experimento de cocción.

Método de aplicación

Añádelo a la harina directamente o añádelos a la harina juntos después de mezclarlos con otras dosificaciones.

Paquete

20kgs/barril.

Almacenamiento

Transporte y almacene en un lugar fresco y seco y evite la exposición directa a la luz solar o la humedad. Almacenado bajo 25℃ en el paquete original sellado, la actividad de la enzima sólida se mantiene estable por un período de hasta 18 meses. La vida útil puede prolongarse si se almacena en 5℃.

Más sobre las alfa-amilasas

  • Las A-amilasas se utilizan más comúnmente en las panaderías debido a su desarrollo del sabor y su efecto antiinflamatorio.
  • Las amilasas pueden actuar sobre el almidón dañado o gelatinizado.
  • Dosificaciones apropiadas de amilasa pueden mejorar la masa y el producto final.
  • La degradación significativa del almidón dañado por concentraciones demasiado altas de a-amilasa conduce a una masa pegajosa.
  • El volumen y la estructura de la miga mejoran con el aumento del contenido de amilasa añadido a la harina.
  • Las amilasas tienen un efecto significativo en el almidón amorfo gelificado.